domingo, 22 de marzo de 2020

Todo lo que tengo o música que cura




Dicen que la música cura y así debe ser puesto que existe la musicoterapia, ¿no?
Pues en estos días de confinamiento en los que a veces las concentración nos falla, yo os vengo a hablar de una cantante, una artista en el más amplio sentido de la palabra, que nunca falla. Lo cierto es que hoy hace ya un mes que estuve en su concierto, pero entre unas cosas y otras, no he tenido fuerzas hasta hoy para ponerme a escribir esta reseña. Os estoy hablando del concierto de presentación del último trabajo discográfico de Pasión Vega.

Pasión siempre ha mostrado su querencia por los ritmos que nos llegan desde el otro lado del atlántico, desde ese continente hermano que es latinoamérica. Y en esta ocasión ha querido grabar un disco con temas inéditos en el que colaboran artistas de ambos lados del charco.

En el concierto aparte de ir desgranando poco a poco gran parte de sus temas nuevos, Pasión no ha dejado de lado algunos de sus éxitos anteriores así como temas que la han acompañado desde su más tierna infancia. Para los que no conozcáis a Pasión os diré que subyuga no sólo por su voz sino también por su enorme capacidad interpretativa, no en vano estudió también arte dramático, y una de las cosas más sobresalientes de su interpretación es, sin duda, su dominio absoluto de los matices y su sensibilidad a flor de piel.

Siempre acompañada de músicos de primerísima fila, lo da todo en cada uno de sus conciertos y contagia alegría con esa personalidad tan andaluza y tan alegre.

En estos días, al igual que me ocurre para leer y para estudiar, para escribir también me falla la concentración y es por eso que en esta reseña no consigo hacer justicia al concierto de presentación del disco de Pasión, que por cierto, lleva por título, “Todo lo que tengo”, porque sí, Pasión se entrega y nos entrega también en este trabajo y en esta gira, todo lo que tiene y lo que es, y sus admiradores se lo agradecemos.

Así que porque la música cura y fortalece, os recomiendo escuchar siempre a Pasión Vega y acudir a los teatros a verla en directo en cuanto se pueda.

domingo, 1 de marzo de 2020

A chorus line o la lucha por un sueño



TÍTULO: "A chorus line"
PRODUCCIÓN: Teatro del Soho Caixabank y John Breglio
IDEA ORIGINAL: Michael Bennett
LIBRETO: James Kirkwood y Nicholas Dante
MÚSICA: Marvin Hamlisch
LETRAS: Edward Kleban
COREOGRAFÍA: Bob Avian
REPOSICIÓN DE LA DIRECCIÓN Y COREOGRAFÍA: Baayork Lee
CODIRECCIÓN: Antonio Banderas
DIRECCIÓN MUSICAL: Arturo Díez-Boscovich

La lucha por un sueño, más concretamente el sueño de ser artista es algo bastante manido a estas alturas de la película. Son multitud las películas, obras de teatro, series y libros que han reflejado esta ambición de muchos jóvenes y no tan jóvenes a lo largo de los años. Aún así, podríamos decir que es un tema que no pasa de moda, no hay más que ver cuántos programas de televisión por todos conocidos parten actualmente de esta premisa. “A Chorus line” es un musical que va precisamente sobre esto y aunque ahora el tema no es novedoso, sí lo era en 1975 cuando se estrenó y consiguió permanecer la friolera de 15 años en cartel. Ahí es nada.

En esta ocasión es nuestro internacional Antonio Banderas el que ha querido resucitar la producción original de Broadway mediante la creación de su proyecto “Teatro del Soho Caixabank” que espero goce de buena salud y larga vida para seguir ofreciéndonos espectáculos tan ambiciosos como éste.

Los que no tenemos las suerte de viajar al extranjero con frecuencia a ver musicales podemos sentirnos afortunados de que existan iniciativas así que nos permitan ver en nuestro país espectáculos que no desmerecerían en la calle 42 de Broadway o en el West End londinense.

Con todo y con eso, debo decir ya que no es ningún secreto, que desde el punto de vista argumental “A chorus line” no se encuentra entre mis musicales favoritos. Aquí conocemos a un grupo de chicos y chicas que aspiran a formar parte del cuerpo de baile de un musical de Broadway, sus anhelos, sus miedos, sus sueños y sus inseguridades salen a la palestra a lo largo de sus intervenciones en el casting tras el que esperan convertirse en “los elegidos”.

Veinticinco intérpretes sobre el escenario y quince músicos en el foso de la orquesta constituyen el ambicioso elenco de este espectáculo, y la verdad es que siempre es un placer ver sobre las tablas a tanta gente demostrando en directo su talento. Eso sí, aviso a navegantes, si hay entre los lectores de este blog admiradores de Pablo Puyol, que no se hagan demasiadas ilusiones porque a pesar de aparecer el primero en el reparto y encarnar al director de casting, se le ve bastante menos que al resto de los artistas ya que se pasa la mayor parte del tiempo hablando desde el control de sonido al fondo del patio de butacas.

Evidentemente uno de los números más fuertes y vistosos de este musical es el final en el que ya podemos ver cómo ha quedado montada la coreografía para la que se realizaba el casting y donde podemos apreciar en todo su esplendor a los chicos y chicas seleccionados interpretando esa mítica canción que es “One”. Una canción cuyos primeros acordes siempre me trasladan a un patio de butacas esté donde esté.

En resumen, ¿merece la pena ir a ver este musical? Si te gustan los musicales y te apasiona la magia del mundo de la farándula delante y detrás de los focos, desde luego. Si no, sigue siendo un espectáculo recomendable pero quizá no te subyugue como para hacerte convertirte en musicalero irredento.

domingo, 16 de febrero de 2020

Mrs Dalloway o la propia Viriginia Woolf



TÍTULO: "Mrs Dalloway"
AUTORA: Virginia Woolf
VERSIÓN: Michael de Cock, Anna Maria Ricart, Carme Portaceli
INTÉRPRETES: Jimmy Castro, Jordi Collet, Inma Cuevas, Nelson dante, Gabriela Flores, Zaira Montes, Blanca Portillo, Raquel Varela
DIRECCIÓN: Carmen Portaceli

Hay varios intérpretes a los que siempre voy a ver hagan lo que hagan en el teatro. Una de ellas es Blanca Portillo. Creo que es una actriz que elige bastante bien los berenjenales en los que decide enfangarse y por eso me fío de su criterio. Precisamente por esa razón, en este caso me tocaba ir a ver la versión teatral de la novela de Virginia Woolf “Mrs Dalloway”.

No puedo decir que sea una gran seguidora de Virginia Woolf porque de todas sus obras sólo he leído “Flush” que probablemente sea uno de sus trabajos menores y aunque recuerdo que me agradó, no podría decir gran cosa sobre su argumento aparte de que es la historia de una escritora contada por su perro.

Sé que conocer mejor la obra de Viginia es una de mis (muchas) asginaturas pendientes y me alegro de poder decir que creo que haber visto la versión teatral de “Mrs Dalloway” supondrá un acicate para adentrarme en la obra de la autora más pronto que tarde. Porque una de las cosas que casi siempre consigue Blanca Portillo a través de los proyectos teatrales en los que se embarca, es hacerme sentir curiosidad por los temas tratados en las obras que interpreta y hacer que agarre libros en los que se abordan esas temáticas. Y eso, creo, es ya algo muy bueno.

¿Qué decir de esta versión de “Mrs Dalloway”? Pues bien, sin conocer el material original, me ha gustado. Creo que la versión de Michael de Cock, Anna Maria Ricart y Carme Portaceli ha logrado algo ya de por sí muy difícil que es transformar en teatro una novela, y algo más difícil todavía, llevar al teatro una novela en la que el elemento predominante es el flujo de conciencia.

Para lograrlo casi todos lo personajes en un momento o en otro entablan pequeños monólogos, en ocasiones dirigiéndose directamente al público, lo que los hace más cercanos e implica más eficazmente a los espectadores en la historia. Todo el elenco está muy bien, destacando que además, algunos de los intérpretes son también los que ponen la música a la función, y siempre se agradece un espectáculo en directo con música en vivo.

Aparte de eso, ¿qué voy a decir? Que los monólogos pronunciados por Blanca Portillo son absolutamente magistrales y creo que más por la forma aún que por el fondo. ¿Qué tendrá la forma de interpretar de esta mujer que siempre consigue subyugarme?

Conviene decir también, que si habéis leído “La señora Dalloway” y acudís a ver esta función, quizá os descoloque un poco porque sobre las tablas, lo que la directora Carme Portaceli ha hecho ha sido mezclar fragmentos de la novela con ciertos episodios de la vida de la propia Virginia. Es por ello que también tengo muchas ganas de leer “Momentos de vida”, un libro que relata memorias y reflexiones de la propia Virginia y que fue publicado póstumamente. Creo que con eso podré conocer un poco mejor a la escritora y su obra.

En fin, poco más cabe añadir. “Mrs Dalloway” es un espectáculo que he disfrutado y que recomiendo a los admiradores de Virginia Woolf siempre que no sean excesivamente puristas. Además, es una obra que me ha dado ganas de leer más y eso siempre es un plus, ¿no os parece?

domingo, 26 de enero de 2020

Historia de una familia o las cosas que sé que son de verdad


Las cosas que sé que son de verdad





TÍTULO: "Las cosas que sé que son de verdad"
AUTOR: Andrew Bovell
VERSIÓN: Jorge Muriel
DIRECCIÓN: Julián Fuentes Reta
INTÉRPRETES: Verónica Forqué, Julio Vélez, Pilar Gómez, Jorge Muriel, Borja Maestre y Candela Salguero


Creo que casi cualquier historia se puede contar desde el microcosmos que es la familia, porque en la familia cabe todo, las risas, el llanto, la tensión, los problemas, la felicidad. Y eso es básicamente lo que hace la obra del autor australiano Andrew Bovell, “Las cosas que sé que son de verdad”.

En ella conocemos a los 6 miembros de una familia: los padres, dos hijos y dos hijas. Cada uno tiene sus propias inquietudes y sus propios anhelos y problemas. Cada uno de ellos es un mundo en sí mismo, pero también son un todo como familia. Creo que muy acertadamente el autor ha sabido dar a cada personaje su momento de mayor protagonismo, ese momento en el que nos cuenta su historia y nos hace partícipes de sus más íntimos secretos, de todas esas cosas que quizá ni siquiera comparte con su familia.

Estos 6 personajes se quieren, eso es indudable, pero como todas las personas que se quieren también sufren desencuentros, se enfadan, discuten. Todo ello creo que le da un viso de realidad y cercanía a la obra haciendo que nos sintamos identificados con todos ellos en un momento o en otro. La verdad es que ver esta obra ha sido para mí un auténtico placer.

Todos y cada uno de los intérpretes brillan cuando les corresponde y consiguen tanto hacer reír como llorar al respetable. Y eso no es fácil, pero esta obra hace que parezca fácil porque el texto es realmente estupendo: desde las primeras frases engancha y en todo momento quieres saber qué más cosas le van a pasar a esa familia con la que es imposible no encariñarse.

Como digo todo el elenco está muy bien en sus respectivos papeles, pero no puedo dejar de hacer una mención especial para esa Verónica Forqué que tantas alegrías me da siempre que la veo actuar y que aquí, una vez más, consigue arrancar carcajadas del público y también que en otras ocasiones el corazón se nos encoja un poquito al ser testigos de sus tribulaciones. Interpreta a la madre, que es quien más tira del carro en esta familia y también en ciertos momentos es la que lleva la voz cantante en la función, el personaje al que todos recurren o al que todos se enfrentan.

No quiero desgranar mucho más de esta historia pero sí recomendar encarecidamente que vayáis a verla y que si por desgracia, no podéis, al menos intentéis conseguir el texto de Andrew Bovell y lo leáis porque creo que será de ésos que se quedará mucho tiempo con vosotros.

domingo, 19 de enero de 2020

Copenhague o el destino del mundo en sus manos




TÍTULO: "Copenhague"
AUTOR: Michael Frayn
INTÉRPRETES: Emilio Gutiérrez Caba, Carlos Hipólito, Malena Gutiérrez
DIRECCIÓN Y ADAPTACIÓN: Claudio Tolcachir


La física cuántica asusta. Al menos a mí que soy de letras. Pero un texto protagonizado por Emilio Gutiérrez Caba y Carlos Hipólito mano a mano y dirigido por Claudio Tolcachir es algo que no se puede dejar pasar, aunque dé miedo.

Hubo dos físicos que fueron fundamentales para la historia del mundo tal y como hoy lo conocemos: Niels Bohr, judío y danés, y Werner Heisenberg, alemán. Estos dos hombres eran amigos, habían trabajado y colaborado juntos durante años y se reencuentran en 1941, en plena Segunda Guerra Mundial, en la ciudad de Copenhague. De aquí parte esta obra, ¿Qué pasó en esa reunión? ¿Qué repercusión tuvo para el futuro del mundo?

Ya he mencionado a los dos protagonistas principales de la función pero fundamental es también, sobre todo para el espectador, el papel de Malena Gutiérrez encarnando a la mujer de Bohr. Ella es de alguna forma la representante del público sobre las tablas, la que formula las preguntas, hace las matizaciones, la que con su intervención consigue el público no se encuentre perdido en ese mare magnum de conceptos y fórmulas abstractas.

Aún así debo decir que no se trata de un texto fácil, es cierto que está llevado de tal manera que el público puede hacerse a la idea perfectamente del meollo del asunto, de cuál es el conflicto y cuál fue su desenlace, pero la terminología científica salpica todo el texto y las intervenciones de los dos personajes masculinos. Por eso entiendo que no se trate de una obra que satisfaga completamente a todo el mundo.

Pero, ¿merece la pena? Desde luego, y por varios motivos: el interés del argumento y las reflexiones y preguntas que suscita y sobre todo por ver sobre las tablas a unos intérpretes que no podrían hacerlo mejor ni en sueños. Os confieso que en ocasiones yo me tenía que repetir mientras los observaba: es que esto dos hombres no son científicos, son más bien de letras, igual que yo, son actores... porque sus interpretaciones tenían tal calidad que me hacían olvidar que no estaba realmente ante lo físicos Niels Bohr y Werner Heisenber sino ante dos grandes de nuestra escena.

Para terminar quisiera lanzar al aire una reflexión que se me ocurrió al terminar la función con relación a uno de sus protagonistas. ¿En qué clase de país vivimos si la mayoría de la gente conoce a Belén Estaban y Cristina Pedroche y sin embargo no saben quién es o no han visto trabajar a Carlos Hipólito? Nada más, creo que con esto ya basta.

domingo, 12 de enero de 2020

El mago o la reseña que no me apetecía escribir

"el mago"



TÍTULO: "El mago"
AUTOR: Juan Mayorga
INTÉRPRETES: María Galiana, Jose Luis García-Pérez, Ivana Heredia, Julia Piera, Tomás Pozzi, Clara Sanchís
DIRECTOR: Juan Mayorga


Abrí este blog hace ya más de 10 años con una intención muy clara: intentar contagiar mi pasión por el teatro a los pocos o muchos que lo leyeran. No sé si lo he conseguido, no se si alguien se ha acercado a ver alguna obra de teatro tras leer una de mis reseñas. No me importa. Bueno, sí me importa pero no viene ahora al caso. Lo que quiero decir es que teniendo esa intención al abrir el blog, no me gusta escribir reseñas negativas de los espectáculos que veo y es por eso que no tengo muchas ganas (más bien ninguna) de reseñar la obra “El mago” escrita por Juan Mayorga.

A lo largo de los años he visto varias obras de Juan Mayorga que me han gustado mucho y que me hacen considerarle uno de los grandes autores teatrales vivos que tenemos en este país nuestro. Sin embargo, lamento decir que “El mago” no me ha gustado. Creo que debo hacer más caso a mi instinto teatral y no comprar entradas para espectáculos que, de primeras, me da que no me van a gustar, aunque el elenco sea excelente. Esto es lo que yo sabía sobre esta obra (aparte de sus intérpretes) cuando adquirí mi entrada: “Comedia sobre una mujer que vuelve a casa bajo los efectos de la hipnosis, y cree que continúa en el teatro donde fue hipnotizada por un mago, pero está en el salón con su marido y su hija donde recibirán visitas esperadas e inesperadas”. A mi modo de ver no prometía, pero yo podía estar equivocada.

Desgraciadamente no lo estaba. El espectáculo que pareció en su mayor parte una sosada a pesar del buen hacer de los intérpretes. ¿Por qué? Porque el texto no era gran cosa. Tenía alguna que otra escena interesante que parecía que iba a provocar un giro... pero no. Todo se queda en agua de borrajas.

No quiero desanimar a nadie ni decir a nadie que no vaya a ver una obra de teatro si le llama la atención. Hubo gente en el teatro que se reía (aunque tampoco mucho), pero si a primera vista esta obra no atrae, podéis pasar de ella tranquilamente. Hay mucho que ver por ahí.

martes, 31 de diciembre de 2019

Mis espectáculos de 2019





Ya pasó otro año, ¡qué rápido va esto! Da miedo. Pero bueno, el blog ha cumplido años y ya van 10 años reseñando espectáculos en directo. Esta vez han sido menos que nunca, sólo 11, pero calidad sí que ha habido. Aquí están todos:

-"Todas las noches de un día".
- "Chopiniana-Bolero-Gala de ballet" Ballet Imperial Ruso.
- "La vuelta de Nora" (Casa de muñecas 2).
- "Hermanas".
- "Cinco horas con Mario".
- "Fedra".
- Concierto íntimo de Pasión Vega: "40 quilates esencial".
- "West Side Story".
- "La fuerza del cariño"
- "24 horas en la vida de una mujer"
- "La golondrina"

Nada más pero tampoco nada menos. Esperamos que el 2020 traiga más y mejores espectáculos en directo, pero sobre todo, salud y tranquilidad a todos los niveles.