domingo, 20 de septiembre de 2009

LUGARES COMUNES QUE NOS HACEN PENSAR


Dirección: Adolfo Aristaráin
Año: 2002
Duración: 112 minutos
Intérpretes: Federico Luppi, Mercedes Sampietro...



Me gusta el cine argentino. Una de las razones es el acentillo de los actores que me encanta así como su peculiar vocabulario, pero aparte me gusta por sus temáticas y por la forma que tiene de abordar los distintos temas.

Claro está que no todas las películas argentinas me gustan, pero debo de reconocer que la mayor parte de las que llegan a estrenarse en España tienen bastante encanto. Ayer proyectaban en televisión “Lugares comunes” de Adolfo Aristaráin. Creo que la vi por cuarta vez. Tiene un cierto sabor agridulce, pero como yo ayer tenía un día un tanto nostálgico me apeteció volver a verla.

En ella se nos cuenta la historia de un profesor universitario argentino (Federico Luppi) que se ve obligado a jubilarse “por decreto”. La pensión que le queda no les llega a su mujer (Mercedes Sampietro) y a él para llevar el mismo nivel de vida que hasta entonces, por lo cual se ven obligados a poner en venta su departamento y marcharse al campo.

Esta y otras situaciones son una mera excusa para que podamos ser testigos de la vida, pensamientos y creencias de los dos personajes principales y de otros entrañables secundarios que les acompañan. Una de las cosas más bonitas que tiene esta película a mi juicio, es la relación afectiva del matrimonio, un amor sereno y cómplice que se manifiesta en cada mirada y cada gesto. Además claro está, de las magníficas interpretaciones de los actores.

También creo que hay varias frases realmente estupendas como por ejemplo las siguientes:

- “Sabemos pero se nos olvida que sabemos que nada es para siempre. Lo único que de verdad nos pertenece es la ilusión”
- “Los bichos no se matan con las ganas. Si fuera así los bebés nunca se morirían, los chicos nunca se morirían y siempre llegarían a adultos”

Hay muchas más, pero ésas os invito a los que no habéis visto la película a que las descubráis por vosotros mismos.

sábado, 12 de septiembre de 2009

DESPUÉS DE LA CALMA VIENE LA TEMPESTAD




Autora: Yasmina Reza
Dirección: Tamzim Towsend
Intérpretes: Aitana Sánchez-Gijón, Maribel Verdú, Pere Ponce y Antonio Molero.

Dos matrimonios se han reunido en casa de uno de ellos para solucionar un problema entre sus hijos por el cual uno le ha partido dos dientes al otro.

Todo comienza de la forma más civilizada, pero en los incómodos silencios ya se intuye que las buenas formas no pueden durar demasiado. Cuando ves en escena a 4 de los grandes, esto es: Aitana Sánchez-Gijón, Maribel Verdú, Pere Ponce y Antonio Molero, la interpretación de los personajes es tan sumamente creíble que no puedes evitar identificarte con ellos en unos momentos o en otros.

Poco a poco, empiezan a aflorar los sentimientos reales de los personajes y las emociones se desbocan. La función adquiere así un ritmo trepidante que únicamente se ve interrumpido de vez en cuando por los aplausos entusiastas del público.

No vale la pena contar más detalles de lo que ocurre en la función, lo que vale la pena es ir a verla. Un texto inteligente de Yasmina Reza (autora también de la archiconocida “Arte”) acompañado de un reparto inmejorable, y de la acertada dirección de Tamzim Towsend, nos permite reír a carcajadas a la vez que nos planteamos seriamente cómo actuaríamos nosotros en caso de estar viviendo la situación que los 4 personajes protagonizan.

Una reflexión agradable y sorprendente junto al placer que produce ver sobre las tablas y sin trampa ni cartón, a cuatro grandes intérpretes de nuestra escena. Si tenéis la suerte de que la gira pase cerca de vuestra localidad NO OS LA PERDÁIS.