sábado, 4 de septiembre de 2010

Al son del jazz


TÍTULO: “Chicago”
LETRAS: Fred Ebb
TRADUCCIÓN: Víctor Conde y Alicia Serrat
MÚSICA: John Kander
LIBRETO: Fred Ebb & Bob Fosse
INTÉRPRETES: María Blanco, Carlos Lozano, Marta Ribera, Vanesa Bravo (cover de Velma), Linda Mirabal Jean-Claude, Fedor de Pablos Puig …


Buena música, impresionantes e insinuantes coreografías, buenas voces, risas, drama, fina ironía, canciones pegadizas y magníficas interpretaciones. Todo esto es lo que se encontrará en el teatro quien acuda a ver “Chicago”.

No encontrará, en cambio, preciosas escenografías ni numerosos cambios de vestuario del elenco. En mi opinión, no son necesarios. El espectáculo que se ofrece basta y sobra para entretener, sorprender, divertir y al mismo tiempo, hacer pensar al público.

El argumento de este musical es (creo) por todos conocido: Está basado en la historia real de dos mujeres artistas de music hall que cometieron sendos crímenes en el Chicago de los años 20 y que gracias a un buen abogado y a su hábil manipulación de los medios de comunicación, fueron absueltas ganándose además el favor del público.

A mi juicio es un argumento de sobra atractivo y si a esto unimos las magníficas interpretaciones de actrices, cuerpo de baile y músicos, tendremos ante nuestros ojos un vibrante espectáculo difícil de olvidar.

Ahora bien, a la salida del teatro tuve la ocasión de comprobar que no todo el mundo piensa lo mismo. Hubo asistentes (pocos) a los que el espectáculo no convenció en absoluto. Consideraban sobre todo que la historia era tremendamente aburrida y que (palabras textuales) “de donde no hay no se puede sacar”. Creo que esta gente no se había informado sobre el espectáculo al que iban a acudir y por eso les decepcionó, simplemente, esperaban otra cosa.

Por eso yo recomiendo a todo el mundo que se informe bien antes de comprar unas entradas para un espectáculo: uno tiene que saber qué busca y averiguar si es posible que ese espectáculo en cuestión se lo pueda ofrecer. Por ejemplo, si yo quiero ver una comedia disparatada no acudiré a ver “Madame Butterfly” sino “La cena de los idiotas”. No es lo mismo el musical “Mamma Mía” que “Chicago” aunque los dos son buenos espectáculos, yo personalmente prefiero el segundo.

Pese a todo lo dicho, yo también le he encontrado una pega a esta versión de “Chicago” que acaba de iniciar su gira: Carlos Lozano en el papel del abogado. Interpretativamente lo hace bien, no digo que no, pero vocalmente no le llega ni a la suela del zapato a sus compañeros de reparto. Por eso me molesta que en un apartado de la página web del musical (www.chicagoelmusical.es) se diga:“Carlos Lozano y un gran elenco” dando el nombre precisamente del más flojo de dicho elenco. A Marta Ribera no tuve oportunidad de verla, pero su cover, Vanesa Bravo hizo un gran trabajo. Por su parte, María Blanco en el papel de Roxie le dio al personaje toda la dulzura y la malicia que necesita.

Si mencionase aquí a todos y cada uno de los artistas de este musical esta reseña sería ya demasiado larga, así que diré sólo una frase más: ¡Es un crimen perdérselo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario