jueves, 24 de febrero de 2011

Tangos al piano


TÍTULO: “Tango en el Café Tortoni”
PIANISTAS: Ángel Huidobro y Jorge García Herranz (Tangopuntodos)
BAILARINES: Giselle Velasco e Igor Tsvelkov.
COREOGRAFÍA: Carolina Gómez


Siento un enorme cariño por Argentina, ya lo he comentado en otras ocasiones. Casi no sé ni por qué, pero es así. Todo lo que huele a argentino ya de primeras me “cae” bien, su acento, su cine, su música y por supuesto, su baile: el tango.

Precisamente por eso me animé a ir a ver el espectáculo “Tango en el Café Tortoni” que según reza el programa y la publicidad “muestra al espectador la convivencia entre el tango tradicional y moderno, ofreciendo un recorrido vibrante lleno de virtuosismo, fuerza, sensualidad y emoción”.

No sé a vosotros, pero a mí y creo que a la mayoría del público que nos congregamos en el teatro, la cosa nos sonaba sobre todo, a baile. A música por supuesto, pero también a baile. Pues bien, el espectáculo se componía de dos pianistas, fantásticos por cierto, una pareja de baile y una serie de proyecciones en una pantalla. Hasta ahí todo bien, el problema está en que los bailarines se pasaron la mayor parte del espectáculo sentados en una mesita a un lado del escenario, como si fueran parte del atrezzo.

Fueron 14 los tangos y milongas que los músicos interpretaron al piano, de forma magistral, pero desgraciadamente la pareja de baile no bailó en más de tres. Esto, unido al hecho de que el espectáculo durase sólo 1 hora y 10 minutos hizo que los espectadores saliéramos del teatro con una cierta sensación de decepción.

Así que ya sabéis, si queréis ver un espectáculo de baile, no debéis acudir a éste, mejor veis la película “Tango” de Carlos Saura. Ahora bien, si queréis disfrutar de un magnífico concierto de tangos al piano, un poco corto eso sí, podéis acudir sin reservas porque lo disfrutaréis.

jueves, 17 de febrero de 2011

El hombre que no quería reinar



TÍTULO: “El discurso del rey”
DIRECCIÓN: Tom Hooper
PAÍS: Reino Unido
GÉNERO: Drama histórico
DURACIÓN: 118 minutos.
INTÉRPRETES: Colin Firth, Geoffrey Rush, Helena Bonhan Carter…


El rey Jorge VI de Inglaterra accedió al trono tras la renuncia por parte de su hermano Eduardo VIII, para casarse con una mujer plebeya y divorciada. Pero el nuevo rey tenía un problema: una acusada tartamudez le sobrevenía cuando se ponía nervioso y en particular, cuando tenía que hablar en público. Necesitaba ayuda, y la encontró en Lionel Logue, un hombre acostumbrado a tratar los problemas del habla, que pone todo su empeño en ayudar al Duque de York (más tarde Jorge VI).

Esto podría haber quedado en una curiosidad histórica puramente anecdótica si el cineasta Tom Hooper no hubiera decidido hacer una película basándose precisamente en ello.

La película me ha gustado muchísimo por varios motivos:

  •  Las brillantes interpretaciones de Colin Firth, Geoffrey Rush y Helena Bonham Carter que nos trasladan con gran facilidad al momento y lugar de los hechos.
  •  La ternura con que está contada la historia de forma que el espectador se siente solidario y empatiza enormemente con los complejos y las inseguridades del protagonista.
  •  La forma que tiene Lionel de ayudarle unido al hecho de que el personaje que le ayuda, sea precisamente un hombre que siente un profundo amor por el teatro (no lo puedo evitar tenía que decirlo).

Además creo que se trata de una película que puede gustar tanto a monárquicos como a republicanos porque en definitiva, no nos muestra a un Rey sino a un hombre de carne y hueso que como todos nosotros se ve a veces atenazado por el miedo y las inseguridades y tiene que hacer un esfuerzo enorme para sobreponerse y vencerlos.

domingo, 13 de febrero de 2011

Escandalosamente divertida



TÍTULO: “Escándalo en Palacio”.
AUTOR: Pedro Ruiz.
DIRECCIÓN: Pedro Ruiz.
COLABORACIONES AUDIOVISUALES: Javier Quero, Miriam Hernández y Miguel Toral.
INTÉRPRETES: Pedro Ruiz y Lidia San José.



En el salón del Palacio Presidencial de un país de cuyo nombre no quiero acordarme, el Presidente y su joven esposa son testigos horrorizados de cómo la televisión está emitiendo un video de su primer encuentro sexual en unos lavabos, cuando 4 años antes él todavía estaba casado con su anterior mujer.


Así da comienzo la obra “Escándalo en Palacio” protagonizada por el incombustible Pedro Ruiz y la joven actriz Lidia San José. Cuando uno va a ver un espectáculo de Pedro Ruiz ya se puede imaginar lo que se va a encontrar. El polifacético y en muchas ocasiones injustamente infravalorado artista, escribe dirige y protagoniza todos su espectáculos. Ahora bien, en esta ocasión se trata de algo ligeramente distinto, por primera vez interpreta al mismo personaje desde el principio hasta el final de la función y el hilo argumental es único.


No obstante, como el propio Ruiz afirma, no ha querido despistar demasiado a su público y por eso nos presenta una hilarante comedia llena de ácida crítica hacia los políticos y los poderosos en general. No defrauda. Durante casi dos horas, el público ríe continuamente interrumpiendo incluso con aplausos en ocasiones el discurso de los actores y en particular el recital de cabriolas, cambios de registro y guiños que ofrece Pedro Ruiz demostrando que está tan en forma como en sus mejores tiempos.


Un espectáculo que sin duda, divertirá a muchos y escocerá a otros que no tengan la conciencia tranquila y que oculten trapos sucios debajo del colchón. Lo alarmante es, que como nos recordaba el protagonista tras saludar y recoger los aplausos del respetable, no nos asustemos ni nos sorprendamos cuando vemos este tipo de realidades representadas sobre las tablas.