domingo, 17 de noviembre de 2013

Todos a una





TÍTULO: "Fuenteovejuna"
AUTOR: Lope de Vega
ADAPTACIÓN: Jose Manuel Caballero Bonald y Antonio Gades
DIRECCIÓN ARTÍSTICA: Stella Arauzo
MÚSICA: Antón García Abril, Modest Mussorgsky, Música Barroca, Antonio Gades, Faustino Núñez y Antonio Solera
COREOGRAFÍA Y DIRECCIÓN: Antonio Gades




Un pueblo unido que se levanta contra los abusos del Comendador. Este sería en una sola frase el argumento de la obra de Lope de Vega, “Fuenteovejuna”, que la Compañía de danza del fallecido Antonio Gades pasea actualemente por los escenarios españoles.

Se trata del mismo montaje que el bailarín estrenó en la ópera de Génova en diciembre de 1994, que se ha respetado tal y como fue coreografiado y dirigido por él. Yo no he tenido la oportunidad de ver en escena a Antonio Gades, y ya no la tendré. Por eso no quería perderme la ocasión de ver al menos uno de sus espectáculos tal y como él lo diseñó.

Debo decir que, en cualquier caso, “Fuenteovejuna” no es una de mis obras preferidas de Lope, aunque es, sin lugar a dudas, una de las más reconocidas y alabadas. En este montaje, se puede apreciar toda su fuerza dramática, que el ritmo flamenco hace todavía más patente, y me gustaría destacar especialmente la capacidad interpretativa de Miguel Ángel Rojas en el papel del Comendador, que le imprime una brutalidad y una fuerza que consigue que no miremos a su personaje con buenos ojos.

La Compañía de Antonio Gades, es hoy en día, y ha sido siempre, uno de los estandartes de la Danza Española y Flamenca. Por ello, a lo largo de toda la representación, se puede admirar no sólo baile flamenco sino también otras modalidades de la danza española, como puede ser la jota aragonesa.

Lo que no termina de convencerme de este montaje, es precisamente eso, puesto que la obra se desarrolla en Fuenteovejuna, un pueblo cordobés, en el que me resulta difícil imaginar que durante las fiestas populares, los habitantes bailen, por ejemplo, una jota argonesa, por muy bien bailada que esté.

Por lo demás, no tengo nada que objetar en lo que se refiere a la ejecución de las diferentes coreografías del espectáculo. Estamos, en suma, ante una función que muestra distintas variantes del baile español, muy rico en musicalidad y ritmos. La única pega que puedo poner, si se me permite, es que quizá “Fuenteovejuna” no sea la historia más adecuada para mostrar algunas de ellas.