jueves, 25 de septiembre de 2014

Premios Bitácoras 2014 ¿Queréis votarme?




Aunque mi blog ya supera los 5 años es la primera vez que me presento a los Premios Bitácoras. He decidido hacerlo con la intención de dar al blog un poco más de publicidad y que lo conozca más gente. 

En la columna de la derecha tenéis el botón de voto por si queréis apoyarme. Participo en la categoría general puesto que no he encontrado una de teatro o espectáculos en la que encajase más específicamente. Vuestros votos serán bienvenidos.

Votar en los Premios Bitacoras.com

domingo, 7 de septiembre de 2014

Un musical de culto







TÍTULO: “Los miserables”
AUTOR: Victor Hugo
MÚSICA: Claude-Michel Schönberg
COREÓGRAFO: Michael Ashcroft
DISEÑO DE ESCENOGRAFÍA: Matt Kinley (inspirado en las pinturas de Victor Hugo)
INTÉRPRETES: Nicolás Martinelli/ Felipe Forastiere, Ignasi Vidal, Armando Pita, Guido Balzaretti, Lydia Fairén, Elena Medina, Eva Diago, Talía del Val…
MÁS INFORMACIÓN: www.losmiserables.es



 Cuando se habla de musicales es mucha la gente que no puede evitar pensar en Broadway o el West End londinense, pero afortunadamente, somos ya muchos los que también pensamos en España. La Gran Vía madrileña va poco a poco ganando terreno en esta materia, aunque todavía le quede mucho por recorrer. Esperemos, eso sí, que no sigan cerrándose teatros y cines para reconvertirlos en tiendas de ropa.

Pero bueno, a lo que iba, en España, gracias a productoras como Stage Entertainment, se están haciendo también grandísimos musicales con igual factura que en los templos estadounidenses y británicos del musical. Además, tenemos la fortuna de que algunos de ellos giren por todo el territorio nacional.

Este es el caso del musical que nos ocupa hoy. Nada más y nada menos que “Los miserables”, el grandioso musical inspirado en la novela del mismo título de Victor Hugo. Quién no conoce este título y no ha visto alguna de sus versiones teatrales, cinematográficas o televisivas. Pues bien, el montaje que ya desde hace unos meses está de gira por España, es tan bueno o mejor que cualquiera de ellas. Personalmente diría que mejor, puesto que nada se puede comparar a presenciar en directo una historia de estas características.

Siempre me han gustado los musicales, y curiosamente, ya desde muy pequeña me llamaban muchísimo la atención las escenas corales en las que participa todo el elenco o gran parte del mismo. Creo que hay algo tremendamente mágico en ese tipo de números: ésos en los que muchos de los personajes parecen, en principio estar ahí sólo para hacer bulto pero en realidad no es así, lo que hacen es dotar de vida a la escena y, cuando corresponde, unen sus voces a la canción correspondiente. “Los miserables” tiene algunos de los números más memorables que yo he visto en ese sentido: el taller de costura del que despiden a Fantine, la presentación de los dueños del mesón, el pueblo revelándose contra el poder establecido… Todos ellos harán las delicias de cualquier aficionado al género.

Las producciones de Stage Entertainment suelen caracterizarse por la solidez de su reparto, y este caso no es una excepción. Me gustaría destacar especialmente la gran voz de Ignasi Vidal en el papel del malo de la función, Javert, y a la joven Lydia Fairén dando vida a uno de mis personajes favoritos de la historia, Eponine, memorable resulta su interpretación de “Sólo para mí”, así como el trío con Cosette y Marius en “Un corazón lleno de amor” (A heart full of love).

Evidentemente, un espectáculo de estas características no estaría completo si no contase con unos medios técnicos increíbles. Tampoco aquí “Los miserables” defrauda. Maravillosos decorados, iluminación y vestuario, ayudan a que éste sea uno más de esos musicales redondos que cada vez con más frecuencia pueden verse en España.

Os informo de que a esta gira le quedan aún muchas plazas por recorrer, así que no dudéis en ir a verlo cuando pase por vuestra ciudad (las fechas de la gira figuran en la nueva pestaña del blog). Como regalito para ir abriendo boca, os dejo uno de los temas más divertidos de la función: “Amo del mesón” (Master of the house).