domingo, 26 de octubre de 2014

Jugadores apostando a su última carta


Los cuatro protagonistas durante la representación




TÍTULO: “Jugadores”
AUTOR: Pau Miró.
INTÉRPRETES: Jesús Castejón, Luis Bermejo, Ginés García Millán y Miguel Rellán.
DIRECCIÓN: Pau Miró.


Cuatro amigos. Bueno, quizá no tan amigos. Un actor, un profesor, un barbero y un enterrador. La vida no les ha tratado precisamente bien. Se reúnen a jugar la partida en casa del profesor, son jugadores sobre el tapete y en la vida, pero casi siempre pierden. A través de sus conversaciones vamos descubriendo sus sueños, sus ambiciones y sobre todo, sus miserias. Todos pasan ya de los cincuenta y el balance que hacen de sus vidas no es tan positivo como les gustaría. A pesar de todo, no tiran la toalla, siguen adelante mirando hacia un futuro cada vez más incierto.

Esto es, en pocas palabras, lo que ocurre en la obra de teatro “Jugadores” escrita y dirigida por Pau Miró, pero debo decir que lo más importante no es lo que ocurre, que también, sino más bien, cómo ocurre. Los silencios tienen tanta importancia como las palabras, porque nos hablan de la soledad y los miedos de los personajes. A través de la mezcla de ambos, silencios y palabras, conocemos la historia de cada uno de los integrantes de esta partida y nos solidarizamos con ellos.

No quiero adentrarme más en el argumento de la función porque creo que le restaría atractivo. Creo que lo mejor es sumergirse en ella sin saber mucho más, es lo que hice yo y os aseguro que la disfruté. La definiría como una función reflexiva e interesante que no aburre en ningún momento. Pero ¡Ojo! Que no os asuste lo de reflexiva, “Jugadores” es una comedia, negra eso sí, pero comedia al fin y al cabo, porque… ¿Qué sería de nosotros sin una pizca de humor? Nuestros protagonistas son perdedores pero no se rinden, y eso es lo que los hace más atractivos y cercanos. La función está llena de momentos agridulces porque la vida es eso, una de cal y otra de arena.

Debo decir también que esta representación no sería lo mismo sin sus cuatro pilares fundamentales, sus cuatro actores: Jesús Castejón, Luis Bermejo, Ginés García Millán y Miguel Rellán. Los cuatro juntos componen un fresco de personajes muy rico, cada uno con sus peculiaridades pero al mismo tiempo, no tan distintos unos de otros. No tan distintos tampoco de cada uno de nosotros. Porque vivir es eso, jugar con las cartas que te han tocado y poner todas tus esperanzas en la última carta.

domingo, 12 de octubre de 2014

Muertos de hambre o por qué necesitamos a los artistas


Este blog nació con la intención de compartir mi pasión por el teatro y de animar a la gente a acudir a espectáculos en directo con más asiduidad. Estoy plenamente convencida de que sin artistas el mundo sería un lugar peor. Pero no me quiero enrollar haciendo un alegato a favor del arte y los artistas. He encontrado este vídeo en youtube "Muertos de hambre" que explica fantásticamente lo que siento. Porque sí, porque necesitamos a esos "muertos de hambre". No os lo perdáis y si os gusta, compartidlo.