domingo, 19 de febrero de 2017

La respiración o el surrealismo hecho teatro




TÍTULO: "La respiración"
AUTOR: Alfredo Sanzol
DIRECTOR: Alfredo Sanzol
INTÉRPRETES: Pau Durá, Verónica Forqué, Nuria Mencía, Pietro Olivera, Camila Viyuela, Martiño Rivas.

Sólo el que ha vivido una ruptura sentimental tras una relación de muchos años, puede entender lo que se siente. Pero si cualquier persona que no lo haya experimentado acude a ver la obra “La respiración” de Alfredo Sanzol” podrá hacerse una idea bastante aproximada.

En esta obra la protagonista es Nagore, una mujer a la que su marido dejó por otra hace un año, tras una relación de 15. Nuria Mencía interpreta brillantemente a esa mujer hundida a la que le cuesta conciliar el sueño por las noches al darse cuenta del vacío de su cama, pero también a esa otra parte de sí misma que quiere salir adelante como sea.

Busca ayuda en su madre, la gran Verónica Forqué, esa actriz que cuando se mete en un personaje te hace olvidar todos los que haya podido interpretar con anterioridad. ¿Y cuál es el consejo que le da su madre? Que se deje llevar por la imaginación, porque la imaginación también es una fuente de sanación.

Todo lo que ocurre a partir de ahí, ¿es realidad o es ficción? No lo desvelaré porque creo que es preferible preguntárselo a uno mismo a medida que se va avanzando en la contemplación de la obra.
Lo que sí diré es que algunas de las cosas que suceden son absolutamente surrealistas, ¿o no? No lo sé, para mí sí que lo son, aunque eso no evita que cualquiera pueda pasar un buen rato viendo esta función.

Porque a pesar de que el tema que se trata es duro, cómo afrontar una separación, Alfredo Sanzol ha querido retratarlo en clave de comedia, una comedia que a veces nos hace simplemente sonreír y que en otras ocasiones provoca carcajadas. Eso sí, a mi juicio, las reflexiones más interesantes que se nos plantean vienen por la boca de Nagore cuando se encuentra abatida y sin fuerzas, creo que esas consideraciones hechas desde el drama son las que más permanecerán en la mente de los espectadores.

De lo que no cabe duda es de que “La respiración” es una apuesta valiente de Sanzol para retratar una problemática muy común en nuestra sociedad de una manera completamente novedosa.