domingo, 9 de abril de 2017

¿Todos tenemos un precio?




TÍTULO: "El jurado"
AUTOR: Luis Felipe Blasco Vilches
DIRECCIÓN: Andrés Lima
INTÉRPRETES: Fran Perea, Isabel Ordaz, Usun Yoon, Eduardo Velasco, Víctor Clavijo, Canco Rodríguez, Cuca Escribano, Josean Bengoetxea, Luz Valdenebro.


No me negarás que alguna vez te has preguntado qué pasará en la sala de deliberación de un jurado popular, ¿Habrá muchas discusiones? ¿Muchos cambios de opinión? ¿Llegarán a un acuerdo fácilmente? Ahora gracias a la puesta en escena de la obra “El jurado” de Luis Felipe Blasco Vilches tienes la oportunidad de averiguarlo.

Estamos en la sala destinada al jurado tras un juicio por corrupción al Presidente de una Comunidad Autónoma. Nueve personas se reúnen para decidir si el acusado es culpable o no culpable. Hay que decidir en votación pública si los hechos que se le imputan están o no probados y si por tanto, es o no es culpable.

Como varios de los miembros del jurado dicen, no se trata sólo de juzgar a un político sino de juzgar a una persona a la que la decisión final puede cambiarle la vida.

No voy a contar más porque no tendría sentido. Cuando oímos hablar de este argumento, los que en alguna ocasión hemos tenido la suerte de ver el maravilloso Estudio 1 “Doce hombres sin piedad” no podemos evitar acordarnos de él (por cierto, está disponible en la web de tve). “El jurado” no llega a ese nivel de virtuosismo principalmente porque el texto no es tan potente, pero aún así, se ve con interés y agrado.

Me parece muy buena elección la plataforma giratoria en la que se encuentra la mesa de las deliberaciones en la que nuestro jurado discute y vota. De esta forma, la tecnología permite al público tener diferentes perspectivas de la reunión de los miembros del jurado. No obstante, creo que hay demasiados momentos en los que solamente vemos la mesa girar y escuchamos música mientras vemos a los intérpretes gesticular en lo que parece ser una acalorada discusión. Personalmente creo que hubiese sido interesante que algunas de esas deliberaciones las hubiésemos escuchado y que no se hubiera recurrido tanto a la elipsis en esos momentos.

Las interpretaciones son solventes y están equilibradas, tenemos ante nosotros una galería de personajes bastante diversa de tal forma que cada uno de los espectadores se puede identificar con alguno de ellos en un momento o en otro.

Y sobrevolando continuamente la función se encuentra la eterna pregunta: ¿Será verdad que todos tenemos un precio? La respuesta no te la voy a dar yo, para conocerla tendrás que ir a ver “El jurado”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario