martes, 13 de junio de 2017

El padre, mucho más que el drama del Alzheimer

el padre



TÍTULO: "El padre"
AUTOR: Florian Zeller
DIRECCIÓN Y ADAPTACIÓN: Jose Carlos Plaza
MÚSICA: Mariano Díaz
INTÉRPRETES: Héctor Alterio, Ana Labordeta, Luis Rallo, Miguel Hermoso, Zaira Montes, María González.

Cuando uno piensa que va a ir a ver una obra en la que se cuenta la historia de un enfermo de Alzheimer, lo primero que se le pasa por la cabeza es que va a ser triste y dura. Error. Una obra en la que el protagonista es un enfermo de Alzheimer no tiene por qué ser necesariamente triste. A menos no si su autor es el dramaturgo francés Florian Zeller del que ya he hablado aquí al reseñar anteriormente su obra “La mentira”.

En este caso nos encontramos ante “El padre” que el propio autor ha calificado de farsa trágica y que está protagonizada por el grandísimo Héctor Alterio. Que ¿qué es una farsa trágica? Pues aún después de haber visto la obra no sabría explicarlo muy bien. De alguna manera diría que es una obra en la que el trasfondo es trágico pero que contiene muchos elementos que hacen reír al espectador.

Nunca me fío demasiado cuando voy a ver un espectáculo de este “género”. Siempre me parece que de alguna manera algo va a chirriar, o lo momentos graciosos o divertidos no lo serán tanto o bien la tragedia o el drama perderán fuerza. Sin embargo, en “El padre” todo me ha encajado más o menos bien y la he visto de principio a fin con verdadero agrado.

Nadie puede decirnos con exactitud qué es lo que pasa por la cabeza de un enfermo de Alzheimer y quizá esta obra consiga acercarnos un poco a ello. O tal vez no. En cualquier caso lo que se nos plantea no deja de ser plausible. Un hombre mayor aquejado de Alzheimer que no quiere abandonar su casa y unos familiares que no se ven capaces de hacerse cargo de él correctamente. En ningún momento de la representación podemos estar seguros de si lo que estamos viendo son imaginaciones del enfermo o la realidad que está viviendo. Por eso nuestra cabeza está continuamente haciéndose preguntas, ¡qué placer hacerse preguntas en el teatro!

Lo mejor de esta obra es sin duda la demostración del talento de Héctor Alterio, es la cuarta vez que tengo la suerte de verle sobre el escenario y en cada ocasión consigue sorprenderme. Espero tener más oportunidades y que tengamos Héctor Alterio para rato. El resto del elenco, encabezado por Ana Labordeta, es eficaz y consigue darle al texto el ritmo y el tono requeridos.

Lo segundo mejor de la función es la elección de la música. Sí, puede parecer un recurso fácil pero me tenéis que reconocer que cuando vais a ver una peli de terror o de suspense la música es fundamental. Aquí también lo es y Mariano Díaz es el que la firma en este caso. Posiblemente tener Alzheimer sea algo bastante parecido a vivir dentro de una película de terror, con miedo de que todo el mundo esté conspirando contra uno. Algo así es lo que vivimos al ver “El padre” y no voy a decir nada más. Sólo que vayáis a verla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario