domingo, 26 de mayo de 2019

Fedra o la mujer enamorada de su hijastro


Fedra


No sé si equivocadamente o no, doy por supuesto que todo el mundo conoce el mito de Fedra, así que creo no desvelar nada importante al poner este título a mi reseña.

Eurípides escribió esta historia más de 400 años antes de Cristo y por lo que tengo entendido también él concibió al menos dos versiones distintas de esta Fedra. . Ahora, más de  2400 años después, Paco Bezerra ha querido rescatar en cierta manera el texto más antiguo de Eurípides y con Lolita Flores y Tina Sáinz a la cabeza nos entrega a los espectadores esta versión del clásico griego.

¿Qué se puede decir de esta obra que no se haya dicho ya a lo largo de más de dos mil años? Poca cosa, estamos ante una mujer que aún contra su voluntad acaba dejándose arrastrar por una fuerza más poderosa que ella misma y tendrá que pagar las consecuencias.

Me encanta esta obra. Eso ya lo sabía desde que en el año 2007 ví la versión protagonizada por Ana Belén y Alicia Hermida. Con este nuevo visionado me reafirmo en mi opinión. Creo que Luis Luque ha sabido construir con gran acierto este elenco en el que todos están muy bien y donde Lolita Flores y Tina Sáinz brillan con luz propia.

No es la primera vez que veía a Lolita sobre un escenario, y espero que vengan muchas más, y ya hace años que me convencí de que las tablas son su elemento natural. Sí es en cambio la primera vez que veía a Tina Sáinz sobre las tablas y confieso que me ha sorprendido muy gratamente su interpretación de Enone, esa mujer que está siempre al lado de Fedra en lo bueno y en lo malo. No es que dudase de su capacidad interpretativa antes de verla aquí, pero creo que nunca la había visto encarnar a un personaje con tanta enjundia, y debo decir, que sale más que airosa del reto.

La escenografía de Mónica Boromello es sobria y los vídeos que se proyectan en determinados momentos contribuyen eficazmente a la creación de esa atmósfera opresiva en la que Fedra se siente atrapada. Quisiera destacar también la fantástica música original de Mariano Marín que te lleva por la historia como en volandas y que acentúa con gran acierto los momentos más dramáticos.

En suma, un clásico que siempre merece la pena revisitar y que se quedará con vosotros para siempre una vez lo hayáis visto en directo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario